martes, 12 de octubre de 2010

MI XINITA EN LA LONGUERA


Las olas, empujadas por el viento,
dibujan en la arena de la playa
abanicos de corchos y palillos.
Las caracolas ruedan sin piquitos,
gastadas del vaivén de la marea.
A poniente flotan huevos de rayas
vigilados por un mar de gaviotas
y vuelan los veleros sobre el agua
en busca de las playas de Doñana.
Mi Xinita, dueña de la Longuera,
galopa de la mojada a la seca
y arruga con sus bailes la mañana.

(Paseo por la playa de la Longuera, en la mañana del  9 de febrero de 2010)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...