lunes, 24 de enero de 2011

LA PRINCESA Y EL ALMIRANTE

Insignia de los Caballeros de la Orden de Santiago




-Papá, dice don Ángel que el Pelma ya se sabe el Pedrenuestro, el Señor mío Jesucristo, el Credo y casi todo el catecismo; que, si tú quieres, ya puede hacer la Comunión.
Manolo le dio la noticia a Antonio sin poder disimular su satisfacción. Llevaba varias semanas preparando el catecismo y las oraciones básicas con sus hermanos menores. Mari ya gozaba del visto bueno del párroco desde la semana anterior y Carmelo tuvo que aprender a marchas forzadas, pues debía estar dispuesto para finales de mayo. Así que, entre Mari y Manolo aplicaron a Carmelo un cursillo intensivo de Catecismo e Historia Sagrada...algo parecido a un bombardeo de preguntas y respuestas que pronto dio su fruto.
Antonio no estaba menos orgulloso. Le hizo unas preguntillas de tanteo y se dio por conforme con las respuestas de Carmelo.
-Muy bien. Papagalleao, pero bien.
Manolo invitó a su padre a que le pidiese al pequeño gorrión que cantara. Lo hizo aguantando la risa, con cierta complicidad que no pasó por alto su padre.
-Venga, hijo, canta lo que has aprendido hoy.
Carmelo arrancó sin hacerse rogar.

Desde el principio
al sanatorio;
del sanatorio
hasta el pinar.

Antonio y sus hijos se carcajearon un buen rato sin que Carmelo supiese por dónde iban los tiros.
-Leer lee bien; pero de oreja está fatal. Habrá que arreglarle el traje que te regaló la abuela y recogerle de largo, que éste hace mucho menos bulto que Lucas. Ya verás cómo entre tu madre y tu tía se lo dejan como un guante.
Manolo abrazó a Carmelo y Mari le enseñó las fotos de sus hermanos con el traje de Caballero de la Orden de Santiago, "con hombreras de almirante", como decía Lucas.
Mari le metió  por los ojos a Carmelo las dos fotos de los almirantes de la orden, Manolo y Lucas, al tiempo que le gritaba.
-¿Te dije que cuando te aprendieras bien el Credo lo demás estaba chupao?¡Harás la Primera Comunión conmigo!¡De almirante! Tú de almirante y yo de princesa.
-¿Y tu traje?-preguntó Antonio a su hija.
-Lo están arreglando entre mamá y la tita. Me lo pruebo mañana otra vez.
Antonio se dirigió a su primogénito y le reconoció con serenidad que había hecho un buen trabajo con Carmelo y con la niña.
-Cuando el niño haga la Comunión os voy a cambiar de colegio a los tres. Los frailes están abriendo uno nuevo Tras de Regla. Os pillará más lejos, pero quiero que estéis allí.
Manolo abrió los ojos de par en par.¡No podía creerlo!
-Es muy grande, Papá. Está en el camino de la Laguna, junto a la Tapia de los Moros.
-Allí estaréis para el próximo curso.
-Aquello está plagao de pájaros.-dijo Manolo frotándose las manos.

42 comentarios:

  1. Una bonita historia, tierna y simpática.
    Enhorabuena
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  2. Un día hermoso para el recuerdo, aquel en que por un dia fuimos princesas y almirantes, o eso creimos.
    Sus relatos siempre contienen un bello poso de ternura, monsieur.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Bendita inocencia la de la infancia de antaño. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pasto,

    es una historia muy tierna.

    Gracias por tus palabras.

    Saludos argentinos,

    Sergio.

    ResponderEliminar
  5. Un buen relato.

    Quiero compartirte que los pajarillos que cantan en tu blog, suenan igual que los que cantan en Guatemala cuando se acerca el tiempo de agua. Antes que empiece a llover ellos piden agua y lo hacen en la forma que canta uno de los pajarillos que tienes. No los canarios que se pueden distinguir muy bien; el otro, el que creo que es cenzontle.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pasto,la tradición y la naturaleza las mezclas admirablemente.De tal manera lo haces que,la natualeza se viste de hábitos y costumbres,y la tradición adquiere la magia y sabiduría de lo natural...Por eso los pájaros de tu blog,cantan notas de antaño con gran frescura y devoción...!!
    Mi felicitación y mi abrazo grande siempre.
    M.Jésús

    ResponderEliminar
  7. que simpàtico y tierno relato , me ha gustado mucho
    Felicitaciones Rafael
    llevas un niño interior muy luminoso

    buena semana

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver las prisas que teníamos en aquellos tiempos por aprender las oraciones antes de la Comunión.
    Te decían que o las sabías de memoria o no hacías la Comunión.

    Recuerdo que yo me lo aprendí todo, incluyendo los mandamientos, los sacramentos, las bienaventuranzas... Pero justo unos días antes de mi Comunión, me regalaron el misal y entonces pensé que también debía aprender a dar todas las respuestas.

    Imposible!! No me dio tiempo. Así que el día en cuestión fui a la iglesia con mi traje blanco, pero más que ilusionada iba muerta de miedo. Pensaba que si el cura se daba cuenta de que no sabía responder se plantaría allí en medio y me diría delante de todos que no podía comulgar.

    Me pasé la misa moviendo los labios, como cuando tarareas una canción en inglés.
    Ufffff nadie se dio cuenta, ¡menos mal!

    jajajajaja

    Cosas de niños, Pasto, que hay que ver los recuerdos tan inocentes que se tienen de aquellos tiempos.

    ResponderEliminar
  9. J'ai fait ma comminion et je viens de lire ton texte pour une fois j'ai trouvé la traduction
    Je trouve que c'est génial ton texte
    Merci

    ResponderEliminar
  10. Qué bonita expresión la de papagalleado. Me la apropio.

    ResponderEliminar
  11. Después de dos semanas perdido vengo de nuevo a tu casa, la historia del cine y Tarzán, fantástica y el relato de la Comunión entrañable, como siempre un placer leerte y con ganas de verte por las calles de Chipiona, un gran saludo.

    ResponderEliminar
  12. Bom dia...

    Obrigada pelas visitas!

    Beijo,

    gostei do blog...

    ResponderEliminar
  13. Que lindo relato, lleno de ternura y simpatía. Mil Gracias por quedarte atrapado en mi mundo de letras, y dejar tu huella. Yo también seguiré las tuyas con tu permiso.

    Un fuerte Abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¿Que dariamos por volver a ver la vida como la veiamos???
    Un beso querido

    ResponderEliminar
  15. Hola

    Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

    Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

    Suerte con tu web! :)
    Cristina

    ResponderEliminar
  16. Querido Pasto:

    No es lo mismo buscar que cazar, El buscador busca por cosas en la vida...
    el cazador caza, a su presa..sensualmente y cautelosamente.JA!
    para mi es algo diferente...
    Gracias por poner belleza con tus palabras a mi blog

    ResponderEliminar
  17. Me encanta como mezclas las tradiciones, tan importante mantenerlas, junto con la frescura de la inocencia. Los diálogos tan bien hilados son una belleza. Gracias por tus visitas y esos coemntarios tan hermosos. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Muy bonita esta historia, me acercan a las costumbres de esta tierra tuya que va siendo un poco mía.
    Gracias por las visitas, te sigo...leyendo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Pasto...con este relato tan simpático me has hecho recordar mi primera comunión....nos leemos....un beso

    ResponderEliminar
  20. Una historia entrañable que nos trae recuerdos similares. Los cantos de fondo acompañan agradablemente la lectura. Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Que días de nervios antes de esa primera comunión,
    Y después, Sanlúcar, a echarnos las fotos en casa de Ricardo, heee Pasto…Un saludo…TONY

    ResponderEliminar
  22. Buenas noches. Me ha encantado tu historia, y he recordado ese maravilloso tiempo...

    Saludos salteños.

    ResponderEliminar
  23. Gracias Rafael por esta tierna historia, tengo siempre mi presente la primera comunión, pue la hice de escondidas y con una metirijilla jajaj!!
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  24. El verbo "papagallear" no lo conocía y me ha parecido de lo más gráfico.
    Antes enseñaban a sí las cosas, de papagalleo total. recuerdo que a mí me causaba gran zozobra un interrogante al recitar el Señor mío Jesucristo y seguir "yo" soy hombre verdadero. EWra muy pequeñica, pero me sentía una mentirosa total ¡yo no era un hombre verdadero! de eso estaba segura jajaja

    ResponderEliminar
  25. Hola mi amigo Pasto:
    Pasa por mi blog que tienes un premio para ti.
    Recibe un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  26. Que lindo relato, dulce, tierno.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  27. HOLA RAFAEL, CÓMO ESTÁS!!

    GRACIAS POR COMPARTIR ESE HERMOSO PREMIO, GRACIAS POR TU LINDA AMISTAD Y GRACIAS POR TU SENSIBILIDAD PARA LAS LETRAS YA QUE ESTA HISTORIA ES UNA MARAVILLA....

    TE DEJO MIS SALUDOS.

    PATRY

    ResponderEliminar
  28. Pasto,gracias por el detalle,que me habla de amistad y generosidad.
    Lo colgaré en tu honor,amigo.
    Te dejo mi abrazo inmenso y mi ánimo, para que sigas rociándonos de frescura e inspiración con tus relatos.
    FELIZ FIN DE SEMANA.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  29. Enhorabuena por su premio, monsieur, y muchas gracias por compartirlo con mi blog, entre tantos como tiene para repartir.

    Ahora mismo pasará a lucir con gran orgullo en mi sección de premios.

    Feliz fin de semana.

    Bisous

    ResponderEliminar
  30. QUERIDO PASTO, AHORA LOS CHICOS HACEN LA COMUNION SIN SABER COSAS BÁSICAS DEL TEMA- A MIS HIJOS, Y NIETOS, AQUÍ SON 2 AÑOS DE PREPARACIÓN, CUANDO VAN A HACER LA PRIMERA COMUNIÓN LES LLAMO Y LES HAGO LA PRIMER PREGUNTA DEL CATECISMO, ESA QUE DICE-QUIEN ES DIOS NUESTRO SEÑOR?- Y NO SABEN QUE RESPONDER...
    POR ELLO DIGO QUE TODO TIEMPO PASADO, FUE MEJOR, HERMOSO TU ESCRITO, LLENÓ MI CORAZON DE NOSTALGIAS, TE ABRAZO

    ResponderEliminar
  31. GRACIAS QUERIDO PASTO POR TU PREMIO- GRACIAS POR COMPARTIR TUS MÉRITOS CONMIGO- TE ABRAZO, Y TE FELICITO POR EL LOGRO AMIGO MIO.

    ResponderEliminar
  32. ..Amalia tiene razón...pero hay que adaptarse en cierta forma,por que si no,nos pisan...
    te sigo amigo..
    Hermoso el canto de tus pajarillos en el blog!! sumamente sereno y agradable!

    ResponderEliminar
  33. Suaves sentires, de inocencia de niñez.
    Me llevan a mi comunion!!!

    Cariños y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  34. Gracias por este premio, amigo.

    Me lo llevo a mi ventana.

    ResponderEliminar
  35. De almirantes y princesas, sueños de esa niñez en un dulce relato.
    Gracias por llegar hasta mi pequeño rincón, se siempre a él bienvenido. Tras tu huella llego y en ella me quedo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Amigo Pasto, una tierna historia muy bien estructurada y con fidedigna ambientación.

    Un placer leerte, amigo.
    Te dejo un afectuoso saludo y mis mejores deseos para el fin de semana.

    _Charo Bustos_☺

    ResponderEliminar
  37. Buenas tardes Rafael:
    Me has dejado tan emocionada como si fuese mi primer premio, que recuerdo que se me encogió el corazón, me quedé sin saliba y roja como un tomate.jaja!!eso fue el 5 de jumio 2010, contaba entonces con 114 seguidores.
    He recordado ese momento hoy y me has hecho muy feliz. Gracias por ser cmo eres
    Que Dios te bendiga
    Te dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  38. Hola, Rafael:

    Ante todo quisiera agradecer tu visita y amable comentario, es bueno conocer nuevos amigos en este mundo virtual.

    Tu blog me ha gustado mucho y tus relatos aún mas, son muy buenos y entrañables.

    También, me quedo un rato para seguir leyendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  39. Siento por mis venas el caudal de los sentimientos, que me llevan a reposar en el remanso de hay en tu espacio, atrayéndome como una ventana muda, donde la poesía, relato, comentario o vivencia, tiene el suficiente conocimiento para partir por la inmensidad del universo donde florecen las encinas...

    Guiada por la estrella del horizonte, me voy encontrando con la mies cultivada que va surgiendo en cada encuentro.

    Gimen los violines y sollozan las sombras al despedir este instante porque no recuerdan que he prometido regresar...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  40. ES bueno ponerse a la altura de los niños.

    ResponderEliminar
  41. Yo he tenido la gran suerte de vivir las últimas comuniones de mi Centro, allá por el año 82,83 jajaja ¡ ya ha llovido bastante ¡Un bonito relato,Pasto. Un abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...